España, dimite

rubalc

Hay noticias que corren como la pólvora por internet. Ayer, el ministro de energía británico dimitió después de que saliera a la luz que éste había intentado colar a su mujer una multa que era suya. En el país en el que se indultan kamikazes que alguien decida bajarse del tren político por una mentirijilla sobre tráfico la noticia nos llegó como el último gran estreno de ciencia ficción. Las redes sociales se encargaron de encender antorchas, coger las horcas y salir… “al salón donde tengo el ordenador a tuitear“. Una vez más la furia se perdió en el intento porque de camino a la revolución cada uno protestó bajo una ventana distinta. Mientras tanto, el verbo dimitir no tiene presente en el castellano.  Tal vez por eso, las mentiras se oficializan y se reparten a diestro y siniestro en las portadas. Por ejemplo, preguntada por el escándalo Bárcenas, Soraya Sáenz de Santamaria aseguró que la voluntad del ejecutivo de Rajoy era luchar contra la corrupción a través de la Ley de Transparencia.  En la cantina del Congreso de los Diputados todavía se están partiendo la caja. No, en serio, partiéndose la caja: 10 euros para ti, 20 para mi,… Los señores diputados saben que los partidos politicos, la Casa Real y los sindicatos (abreviando, el nuevo Antiguo Régimen) han quedado al margen del anteproyecto de ley que regulará el derecho a saber de los ciudadanos. Es decir, que en lo tocante a la política las transparencias han quedado relegadas a los saltos de cama. Todo esto con el beneplácito de PSOE y PP.

Pero antes de que cojáis los teléfonos y quememos en un akelarre 2.0 la adsl cada uno por su lado, deberíamos pensar ¿Qué hemos hecho nosotros para merecernos esto? Al rato caes en la cuenta. Quizás, la clave no está en lo que hemos hecho, si no en lo que hemos dejado de hacer todos estos años. Nací siete años después de que se votara la constitución que me gobierna, el año que aprendí a dividir Rubalcaba ya era ministro (de Educación para más mofa) y cuando supe hacer raíces cuadradas Rajoy era el titular de la cartera que administra lo público, qué lince. A pesar de que se dice de nosotros que somos la generación mas preparada, sólo hay un diputado de mi edad y, mientras, el embajador español en Londres no maneja correctamente en inglés. A pesar de eso, no hicimos nada. Tal vez porque cuando nos hicimos mayores de edad nos hicieron creer que votar cada cuatro años era nuestra unica obligación y así vivimos felices hasta que caímos en la cuenta de que la verdadera fiesta de la democracia se la pagaron los de la Gürtel a Ana Mato. Hemos dejado pasar el tiempo para ver si así se arreglaba. En Valencia, por ejemplo, volvieron a ganar los mismos, porque en el fondo es mentira que los trajes de Camps o los sobres de Bárcenas no tengan factura, las tienen y nos la van a pasar todas a nosotros. Aquí lo raro no es que nadie entrara en política para ganar dinero, qué va, lo raro es que ninguno salga de ella para dejar de perderlo. Por eso, esta noche, cuando la énesima burla política llegue a las pantallas de nuestros smartphones, armémonos de valor, cojamos el abrigo y salgamos de casa para protestar juntos bajo la misma ventana. Una vez leí en una manifestación que si ellos nos quitan los sueños hagamos que no puedan dormir.  Toca hacer que el nuevo Antiguo Régimen deje de considerarnos la generación más mansa. Si en España nadie dimite, hagamos que dimita esta España.

06. febrero 2013 by Carlos Torres
Categories: Uncategorized | 9 comments

Comments (9)

  1. Y que el día que haya elecciones, o como ellos lo llaman, “la fiesta de la democracia”, se convierta en su fiesta de despedida…

    http://masclaroagua.blogspot.com

  2. Enhorabuena Carlos, tu artículo es sencillamente extraordinario.

    No salgo a la calle a protestar desde la guerra de Irak, pero ya no aguanto más tanta iniquidad y sinvergonzonería. Estoy harto de estar harto. Y este régimen podrido tiene que terminar.

    Yo, cuarentón padre de familia numerosa con un pequeño negocio casi ya arruinado por la miseria austericida que nos aplasta, saldré a la calle para exigir que dimita este desgobierno de ladrones y se inicie un proceso constituyente. Allí estaré, con todos.

  3. Por eso, se busca algún Lance Armstrong en las filas del PP. Se busca a alguien que todavía le quede un atisbo de buena conciencia, de ética, de moral, de sentido social. A alguien que, en algún momento entrara en política por convicción y no para no dar un palo al agua.

    http://unavozlibredel15m.blogspot.com.es/2013/02/se-busca-lance-armstrong.html

  4. Buenisimo tu articulo, ojala hagamos TODOS lo que propones

  5. Yo también nací tarde, y a mi generación también le pareció siempre pronto para actuar. Así, los hemos acostumbrado a una vida “políticamente correcta” y hoy nos vemos obligados a sumar la podredumbre de siemprecon una situación económica que la pone mucho más de manifiesto. No podemos continuar costeándolo todo los justos. Hay que apagar este hervidero o quemaremos la cazuela.
    Gracias por estas letras que se suman a la acción.
    http://maria-may.blogspot.com

  6. Adelson teme que construir en España pueda dañar la reputación de su empresa. http://rubeskeitel.blogspot.com.es/

  7. Así que, mientras, El Mundo se tira a la yugular del PP, Manos Limpias se presenta como defensor de la Democracia en cuanto pleito justiciable se plantee, la Monarquía parece dar sus últimos estertores, aparece Doña Esperanza desde su retiro espiritual, dispuesta a dejar su recién estrenado empleo como Head Hunter (Cazadora de Cabezas, si tomamos el literal, glub) y dedicar su vida en cuerpo y alma a regenerar el agónico sistema español, cual lavativa aliviadora.

    http://unavozlibredel15m.blogspot.com.es/2013/02/esperanza-y-cierra-espana.html

  8. Como soy del 55, puedo prometer y prometo, que en la primera Transacción, digo Transición, era el miedo a perder lo que se estaba conquistando lo que condicionó nuestra magna carta, y ése fue el germen de la degeneración y podredumbre institucional presente.

    El atado y bien atado del bi-partidismo que nos impusieron, con gran gozo de los dos grandes, de la UE, de los EEUU y de la OTAN, entre otras siglas, y contando además -y como siempre- con el ´sentir´de ´los mercados´…

    En ésta nuestra segunda Transición, que soportamos y padeceremos, volverá a ser el miedo el mayor condicionante para que las cosas, o no se hagan, o se hagan a medias, o se hagan mal…
    Nuestro mayor enemigo es el miedo.

    Si el país está intervenido, y nos lo van a gobernar los próximos años desde el BCE, el FMI y algunas siglas más…
    ¿Qué mejor tarea colectiva para un pueblo políticamente ocioso que abrir un periodo constituyente?
    Una nueva constitución que deje atado y bien atado que se acabó el mangoneo para siempre.

    Que el espíritu de Don Torcuato anide así pues de nuevo en las Cortes, para que ilumine a sus señorías, y perpetren con alegría su harakiri político, dotándonos, por ejemplo, con una buena nueva Ley Electoral, para empezar. Amén.

  9. Los españoles tenermos los mejores “chirizos” y los horizos no dimiten. Hace falta un poco de vergüenza y dignidad para no perjudica a su país para que se ven en la nercesidad de quitarse de enmedio dimitiendo. Sin embargo en España todos estos que no dimiten por muchos escándalos que haya, seon los más “patriotas, y están sacrificándose por España…eso sí con sueldos de escándalo, pero patriota, eh,

Leave a Reply

Required fields are marked *