Botella, sin ley

 

Cutis post spa. Madrid, EFE.

Cuando éramos pequeños y jugábamos en campos de piso irregular teníamos una ley. Cuando alguien, ya fuera por el raro bote de una piedra o bien por nuestra oposición aprobada para tuercebotas, mandaba el balón más allá de las cuatro piedras que delimitaban el rectángulo de juego la cantinela siempre era la misma: «la ley de la botella, el que la tira va a por ella«. Era una de nuestras primeras y, por entonces, únicas reglas. Aun siendo niños nuestro sistema nos obligaba a asumir que la responsabilidad de recoger la pelota es de quien la manda lejos. Más tarde, cuando abandonamos los descampados por otros lugares para el ocio, aprendimos que la vida va en serio. Tan en serio que a veces te toca vivir, de más cerca o más lejos, verdaderas tragedias.

Tragedias, por ejemplo, como las del Madrid Arena, donde cuatro chicas que no hace mucho dejaron de correr tras un balón perdieron la vida. Con un aforo a reventar, un responsable de seguridad neonazi, sólo 14 policías para controlar todo el recinto y una multitud sedienta de fiesta, el evento era una de esas típicas noches en Madrid en las que uno piensa antes de dejarse vencer por la resaca: «La que se podía haber liado«. Sin embargo, esta vez, la suerte dejó de estar del lado de la irresponsabilidad y lo que pudo pasar, nos pasó. Ya sea por no cancelar sus planes de Spa en Portugal tras conocer la magnitud del desastre, bien por asumir que como alcaldesa utilizó mal los efectivos municipales (14 policías para cubrir el Madrid Arena y más de 40 vigilando El Hormiguero), o porque debería caérsele la cara de vergüenza al saber que en la ciudad que gobierna cuatro adolescentes que fueron de fiesta nunca volvieron a sus casas, Ana Botella debería haber asumido su parte de responsabilidad.

Aunque es de sobra conocido que el verbo asumir no forma parte del genoma político español y que, además, en casa de los Aznar-Botella responsabilizarse está mal visto (si el marido no lo hizo con una guerra, cómo va a hacerlo su mujer con el Madrid Arena), esta vez la cuota de infamia asciende a niveles difíciles de soportar. No han pasado ni dos semanas de los hechos y lejos de buscar soluciones la corporación madrileña anda mareando la perdiz  con la empresa organizadora. Qué le vamos a hacer, Madrid es esa ciudad en la que te mandan poco más que a los Geos en unicornio si bebes una Mahou en la calle pero en la que un empresario puede vender entradas a cascoporro sin que el ayuntamiento diga o haga nada.

Tal vez es mucho pedir que, una vez hecho el daño, al menos por una vez nuestros políticos no miraran para otro lado. Basta de echar balones fuera. Tenemos que exigir que se cumpla otra vez la ley de la Botella. El que manda la pelota lejos  debe asumir la responsabilidad de recogerla.  Si no, se acaba el juego. Eso lo saben hasta los niños.

09. noviembre 2012 by Carlos Torres
Categories: Uncategorized | 22 comments

Comments (22)

  1. No puedo estar más de acuerdo con este artículo.

  2. La diferencia del gallardón -se ha quedado sin gallardía en este tema- y la botella -despues de la rueda de prensa vacía- es que el anterior dominaba el medio y es algo más inteligente.
    Pero en cuanto a responsabilidad política y dignidad, su afinidad católicaPEPERA les iguala en cuanto a la valoración de lo humano y su cara dura.
    Es evidente que en la alcaldía de Madrid comenzando con el manzano, pasando por el gallardo y terminando con el botellón los resultados son calamitosos.
    … y tenía razón la Ilustrísima Sra. Botella: un manzano y una botella -perdón pera- no puede dar nada bueno políticamente hablando.
    Por desgracia, al parecer todavía hay una mayoría peperillos/as que les siguen votando; en vez de botarles.

  3. La legionaria de Cristo se lava las manos manchadas de sangre, como Poncio Pilatos.

  4. De acuerdo con UrelioA. Si Aznar no ha pedido disculpas, como las va a pedir su mujer.
    Ningún político pide disculpas en este país.
    Al final el único que las ha pedido es el Rey.

  5. Lo suscribo totalmente

  6. La Botella: ¿Responsabilidad? ¿y eso qué es?, yo solo quiero estar mona y ganar pasta. De leyes que se ocupe la caterva de técnicos y asesores del Ayuntamiento, que para eso los tengo.

  7. Muy bueno el articulo.
    Cabe preguntarse, si en un estado donde la ILEGALIDAD está instituída, no habrá que pedirle a los niños….que nos recuerden las normas………o tendremos el valor de recordarlas nosotros mismos…..y restablecerlas.
    Nos lo debemos, pero…..se lo debemos

  8. Muyyyy bueno el articulo, sin palabrasªªª

  9. Los Persas educaban a sus hijos en dos maximas; primera, nunca mentir, segunda, nunca incurrir en deudas, porque el que lo hace,acaba mintiento. para Ana Botella de Aznar

  10. Pero es que Botella y demás gobernantes meapilas del PP cuentan siempre con la ayuda de santos, beatos y vírgenes para cumplir sus objetivos. Y claro mientras las divinas fuerzas celestiales estén atentas no puede pasar nada. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/06/como-vamos-salir-de-la-crisis-si-nos.html

  11. Esta señora que está en el cargo gracias a ser la mujer de Aznar y que como algo representativo para el pueblo de Madrid salió elegida a dedo alcaldesa, es significativo ver como crecen las malas hierbas al lado del camino, no se podía esperar algo digno de esta personaja que no fuera a terminar mal, parece ser que para cargos que necesitan cierto carisma se tengan que colocar a este tipo de señoras mas propias de estar colocadas en mesas petitorias con mantilla un día puntual como el que nos hacía pasar aquel general dictador el día del Domund, la alcaldía de Madrid para la cultura de la señora Botella está fuera de sus posibilidades, señora dedíquese Vd. a otra cosa que le falta mucha preparación y debido a este defecto serio de su incompetencia mire lo que a ocurrido.

  12. Si Botella dimite será porque la obliguen, que para que entre en sus cálculos tal decisión habría de hacer uso de un nivel de reflexión fuera de su alcance. Si se hacen tantos chistes con el apellido de esta mujer es porque una botella o cualquier cosa inanimada tiene más sentido que alguien con tan absoluta falta de decoro y de vergüenza. A la hora de elegir, hasta su marido tiene más que un problema entre elegirla a ella o a una botella de Torres. Como el borracho avaro que se gasta sus ahorros en una botella de vino y se la mete en el bolsillo, con tan mala pata que ya en la calle, tropieza y se cae, y al levantarse con el traje todo empapado empieza a rezar: ¡dios mío, que sea sangre, que sea sangre!

  13. Similar articulo a este otro http://nenedenadie.wordpress.com/2012/11/09/ana-botella-responsabilidades-ignoradas-el-spa-y-sus-rezos/ pero este último bastante más cañero, en cualquier caso coincido con los dos autores.

  14. Pingback: BOTELLA,sin ley - llastres.com

  15. Lo peor de esta Botella es que nunca se le ve el fondo,cuánto mas se bebe mas ganas se tienen de seguir…en el poder,para hacer de su capa un sayo y una ley a su medida,para perpetuarse.

  16. Excelente artículo que rebosa sensatez, lo cual me hace dudar que los aludidos entiendan el mensaje.
    Es intolerable la patética «figura» de esta «individua» que ejerce de alcaldesa. Una auténtica vergüenza para Madrid.

  17. Esto apesta a GURTEL. Negocios sucios, mas entradas de las permitidas, policia insuficiente, minimo numero de vigilantes de seguridad, botellon en la puerta, vicealcalde que dice todo OK, alcaldesa de Spa de lujo en Portugal, paga…………Ansar. edificios donde no entra ni un camion de bomberos, puertas de seguridad cerradas a cal y canto, responsable de seguridad mega-nazi, y Rouco con sus rezos….AGITESE, y……………………4 inocentes muertas. Ahora el PP cierra filas y pide la dimision de ZAPATERO. Spain is diferent.

  18. De paso que controlen los taxímetros (en los foros internacionales de Lonely Planet, se critica las estafas a turistas que usan estos taxis trucados). En el autobús del aeropuerto de Barajas a Atocha, no puedes pagar con un billete mayor de 20 euros. Que no sería criticable si estuviera escrito en la parada y no que te encuentres con el cartel a las 12 de la noche, una vez que entras en el autobús y te tengas que bajar. Que pongan taquillas expendedoras de tikets o que se pueda pagar con tarjeta como se hace en Londres. (En mi caso un hurra por el conductor que se apiadó de mi y me cambió el billete de 50 euros que tenía).

  19. Creo que habría que diferenciar muy claramente: el Ayuntamiento de Madrid (algunos de sus miembros y posiblemente ex) deben asumir sus responsabilidades políticas tal y como dijo la «funcionaria» Esperanza Aguirre: «caiga quien caiga».
    Pero las responsabilidades económicas son de la empresa. Cansa que la empresa privada se lleve siempre los beneficios (recordemos que «declaró» muchas menos entradas vendidas; luego, mucho dinero negro) y ante el menor problema: papá Estado corre con los gastos.
    Si no se insiste en esto, acabaremos pagando todos (me temo que así será) y la izquierda habrá servido una vez más de «tonto útil» para los intereses empresariales.

  20. ¡Bravo! Es la «funcionaria» la que pide que «caiga quien caiga». Así que la Botella que se vaya ya. ¡Mira que irse a Portugal! Para ser política, no solo hay que ser honrado, además hay que parecerlo.

  21. A los participantes en el blog de Arturo Fernández:

    Ahórrense el trabajo de responderme. Aunque yo intente contestarles, d. Arturo no tiene a bien concederme más de un comentario por día. No es por mala educación que no les respondo, sino por censura. Lo siento.

Leave a Reply

Required fields are marked *