La otra masa silenciosa

 

Rubalcaba, vota por el cambio. España 1980-2012

Cuando iba al conservatorio y tocaba en la orquesta a menudo teníamos partituras en las que había muchos compases de espera. Es decir, en silencio. Cuando nos tocaba el turno de volver a participar en la obra, muchas veces entrábamos a destiempo, algo que tiraba por los suelos el trabajo de todos los demás. Sin embargo, a todos los despistados no se nos podía acusar de lo mismo: mientras unos habían dejado de contar compases y pensaban en la juerga del viernes por la noche, otros se habían ensimismado con la belleza de la música. Sea como fuere, el resultado era el mismo, toda la orquesta se veía afectada por nuestro error.  De este modo, para evitar equivocarnos  tras muchos compases inactivos el director nos daba la entrada con su batuta. Así, nosotros nos hacíamos oír cuando tocaba y la obra podía continuar en marcha.

Ayer, en las elecciones vascas más de medio millón de votantes se abstuvieron, es decir, un 34,17% del electorado. En Galicia, la cifra fue todavía superior y más de 800.000 personas, un 36,2% de los votantes, pasaron de ir a depositar su voto en las urnas. Sin embargo, a todos los abstencionistas no se les puede achacar lo mismo: mientras unos veían Gandía Shore en la MTV otros seguían con detenimiento la entrevista al President Mas en Salvados.   Sea como fuere, muchos ciudadanos decidieron no entrar en el pasodoble de la democracia a tiempo. Rajoy, que en otras ocasiones había alabado las maravillas de los electores callados, nada dijo de esta vez de la masa silenciosa. Tal vez, el gallego es sabedor de que a él le benificia que el pueblo hable en las urnas, pero cuanto menos pueblo hable, mejor. En la acera de enfrente,  con las elecciones catalanas aproximándose en el horizonte de la partitura, el PSOE de Rubalcaba volvió a demostrar que su batuta está partida.

A pesar del ascenso de votantes de Izquierda Unida, tras la jornada de ayer, se constató que muchos ciudadanos creen que la música que se interpreta en el hemiciclo es ya demasiado clásica. En la búsqueda de alternativas, al margen de UPyD, la formación que compara a Bildu con el partido Nazi, los movimientos del 15M y el 25S han demostrado que en la calle hay ganas de hacer ruido. Pero ¿quién será el director que consiga dar la entrada? Tal vez, ya va siendo hora de que alguien encuentre el tono que transforme a los indignados en afinados. La duda es saber si todavía estaremos a tiempo.

22. octubre 2012 by Carlos Torres
Categories: Uncategorized | 5 comments

Comments (5)

  1. Cuando el Silencio Calla_:_Habla_Hay Dos Ojos_:Uno_Escribe::~~

  2. No lo sé Carlos, yo creo que el problema es más complejo o más sesgado.Creo que no se trata de que la gente esté cada vez más desapegada de la política en general y de los actos de la liturgia democrática en particular, el problema es que este desapego es zurdo, de izquierdas vamos…..
    Creo que la parte que se cae de los votantes del PP (Que no olvidemos que recibe menos votos que hace un año) es aquella desengañada de las políticas del PP, es decir, de que aumenten los impuestos, de que no apoyen la ilegalización de Bildu y es a esa que con mano absolutamente artista, le tiran guiños el impresentable de Wert y el transmutado en derecha decimononica Alberto Ruiz Gallardon…… Estos no hacen más que tirar cebo a los tiburones de la derecha más casposa de nuestro País desengañada de las políticas socialdemócratas de Rajoy (leanse un par de días el libertad digital y verán….)
    Por otra parte el PP es muy sabedor de que, fragmentada la izquierda, su política de recortes no le hace tanto daño, ya que su votante en general es menos sensible a los recortes. Para muchos votantes del PP, la subida de las tasas universitarias, el pagar un euro por receta, o los recortes en prestaciones de desempleo, son una anecdota no van a sufrir las consecuencias.
    Y esto el PP lo sabe muy bien….. No es así con el voto socialista, traicionado en la última legislatura por el PSOE que aplicó las mismas recetas que aplica ahora el PP y por las que la derecha radical llama a Rajoy socialdemócrata… (No olvidemos el maricomplejines de Jimenez Losantos)
    El votante socialista sabe que Rubalcaba haría lo mismo que hace Rajoy porque sabe que no tienen mucho margen de maniobra en una Europa gobernada por Merkel.
    Por eso el Partido Socialista deja de ser una opción y deja huerfanos de voto a todos aquellos que se sienten incapaces de votar al PP, siendo de izquierdas e incapaces de votar a IU (Sanchéz Gordillo no es el mejor referente para mucho socialista, digamos de una izquierda moderada)
    La dispersión del voto de la izquierda,beneficia y de que manera al PP, que además goza del argumento del respaldo a su política en las urnas (de 1 de cada 4 personas en edad de votar). La ley electoral actual además juega a su favor…….
    Es curioso que nadie hace esta lectura , pero esa batuta a la que tu haces referencia es exactamente el nacionalismo de PNV y Artur Mas en Cataluña…..
    Es una marca o un proyecto político que si aglutina y si convence a una mayoría de votantes en sus respectivas comunidades…. En Andalucía pasa algo parecido y además la otra explicación es Javier Arenas…..Solo ponerle moviliza a la izquierda andaluza…….
    Lo que si tengo claro es que tenemos orquesta para tocar otro Vals….Pero de momento……………………….

    • Rogelio, tu análisis es muy bueno. El PSOE ya no moviliza el voto de izquierdas, ni siquiera el voto de izquierdas más centrista. La necesidad ya no es sólo la aparición de un nuevo director, también es la de una nueva dirección. Hace 20 años que Rubalcaba ya estaba en las esferas de poder, creo que para movilizar a la izquierda hace falta regeneración. Es decir, sangre nueva e ideas frescas. Cuando uno está acostumbrado a la música de cámara se olvida que la gente quiere escuchar la obra… pero en la calle.

  3. Una vez más se ve el chanchullo que lleva intriseco el sistema electoral vigente ( en Galicia el PP con 150.000 votos menos que en las elecciones anteriores obtine 3 escaños más, pasando de 38 a 41) lo cual demuestra que si solo fuese a votar un elector, el partido graciado obtendría el 100% de los escaños. De todas formas la abstención no puede ser interpretada pues nadie sabe que porcentaje representa cada una de las causas que la han determinado. Por tanto hay que pedir un sistema electoral propornionalmente puro y que los votos en blanco (que se correspoderían con aquellos electores que no se sienten representados por ningún partido de los que concurren a las elecciones) tuviesen la correspondiente asignación de escaños, los cuales quedarían vacios y en consecuencia se podría dar el caso de un parlamento con más escaños vacios que ocupados y por tanto sería un parlamento donde no se podrían tomar decisiones por falta de mayorias y obligaria a los partidos a plantearse lo poco o mucho que representan. SALUD

  4. Las cifras de desafección que muestran una crisis democrática en aumento desde hace mucho tiempo, que se publican poco junto a los resultados y que implican que con un voto de cada tres o cuatro llamados a votar se obtenga mayoría 2aplastante”…
    http://enjuaguesdesofia.blogspot.com

Leave a Reply

Required fields are marked *