Mucho achtung con Spain

Merkel y la almendra amarga, 2012.

Alemania nos pasa a ver y, hasta que el 11-S Cataluña celebre una manifestación a favor de la independencia, los tertulianos tendrán un tema fijo de conversación en sus programas de la mañana. Así que será mejor que lo admitamos, Merkel nos impone mucho más que medidas y no solo por su aspecto de ex integrante del grupo Scorpions. La alemana no es como Rajoy, que se pronuncia con boca piñonera, Merkel suena tan rotundo y aplastante como un IVA al 21% . Mientras que Mariano es tan poca cosa que hasta sus rescates son blandos, Angela nos deja el cuerpo como antes de la visita de una suegra. Así las cosas, aquí estamos, con las uñas mordidas a la espera de si Alemania  nos pasa la mano por el lomo o nos manda fuera de Europa a solventar nuestras necesidades.

Sin embargo, desde Génova nos invitan a creer en el optimismo. Luis de Guindos, el  ministo de Economía, dice que “España está haciendo lo mismo que Alemania hace diez años“, veranear en Torremolinos.  Por si fuera poco, Esperanza Aguirre  nos asegura que en Estados Unidos han dejado de creer que somos los eurovagos y han empezado a pensar en nosotros como Eurovegas. No se veían ocurrencias de tan calado en el PP desde que pusieron como ministra de Sanidad a una  mujer que se llama Mato (y empeñada en cumplirlo que sigue).

Pero, qué queréis que os diga, como yo no  tengo ninguna fe en las declaraciones populares, he decidido proponer mi propio paquete de medidas más consistentes que el peinado de la Reina Sofía.  Desde hoy, Modric deberá sentar en el banquillo a Özil, mandaremos a Bunbury de vuelta a Berlín, Sánchez Gordillo sólo asaltará Lidls y emitiremos sin descanso las finales de la Eurocopa y Mundial. Tenemos que demostrarle a los alemanes que todavía somos esa nación que les dominó en el siglo XVI  primero y les conquistó en los 60 a golpe de Radiolé después. Mucho cuidadito Merkel, pregúntale a los franceses la que les liamos cuando Napoleón o a los Marroquíes con Perejil. Que como nos de por levantarnos al alba y con viento de levante… semos un país imparable.

06. septiembre 2012 by Carlos Torres
Categories: Sin categoría | Leave a comment

Leave a Reply

Required fields are marked *